Gustavo Petro, el rey de España y la espada de Bolívar: polémica en la toma de posesión