El oro venezolano, cada día más… británico (ni controlado por Maduro… ni por Guaidó)