Cumbre de la OTAN: calentando motores (después de ‘calentar’ el norte de África)