La industria armamentística, principal beneficiada de la guerra en Ucrania (y de todas las demás)