Trump sale y llega Biden: la toma de posesión más rara (e inquietante) de la historia de EE.UU.